isaac-quesada-sij6sAnEtYE-unsplash.jpg

¿Cuál es la diferencia entre Delta y Ómicron?

El pasado 29 de noviembre, Ecuador anunciaba nuevas disposiciones para combatir la variante Ómicron, descubierta en Sudáfrica. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), esta es solo una de las cinco variantes preocupantes de la enfermedad: la lista se completa con las cepas Alpha, Beta, Gamma y la más importante hasta hace algunos meses: Delta.

Existen algunas diferencias sustanciales entre las variantes Delta y Ómicron:

  • En primer lugar, Ómicron tiene una transmisibilidad hasta 70 veces mayor que la cepa Delta, con lo cual es mucho más sencillo contagiar la enfermedad incluso en espacios públicos abiertos.

  • Por otro lado, el tiempo de incubación de Ómicron es más rápido, ya que una persona expuesta solo necesita tres días para dar positivo en un test, a diferencia del período de cuatro a seis días que requería la variante Delta.

  • La tercera diferencia más importante tiene que ver con la sintomatología. La variante Ómicron se presenta de una forma más leve que la variante Delta, según los expertos.
     

Síntomas de las variantes Delta y Ómicron

A continuación, veremos cuáles son los síntomas más comunes en uno y otro caso.

Variante Ómicron

  • Cansancio

  • Dolor de cabeza

  • Dolor de garganta

  • Dolor de cuerpo

  • Ronquera

  • Tos

  • Pérdida del apetito

  • Escurrimiento nasal y estornudos

  • Confusión mental

  • Sudoración nocturna

Variante Delta

  • Dolor de cabeza

  • Dolor de garganta

  • Secreción nasal

  • Fiebre

  • Tos

  • Pérdida de olfato y gusto

  • Diarrea

  • Dolor muscular

  • Falta de aire

  • Vómitos o náuseas

  • Cansancio

 

¿Qué hacer si tengo la variante Delta u Ómicron?

Si experimentas algunos de los síntomas detallados anteriormente, es necesario que te realices una prueba de COVID-19 en un centro de testeo. Recuerda, también, que es importante que te encuentres vacunado, ya que la inmunización continúa siendo la mejor herramienta para prevenir la hospitalización y la muerte por COVID-19.

Si estás contagiado por la cepa Delta, probablemente sientas síntomas algo más graves que si te contagias de la cepa Ómicron. Una de las señales más frecuentes suele ser la pérdida de olfato y de gusto, que está presente en una medida mucho menor en la nueva variante.

Alimentación

Durante la infección por COVID-19, la hidratación y la alimentación adecuadas son fundamentales para sobrellevar la enfermedad. Los expertos coinciden en que en cualquier infección el cuerpo debe trabajar de forma intensa para generar una respuesta inmune, con lo que las necesidades nutricionales son sustanciales.

En este punto, las proteínas y las calorías son centrales, pues ayudan a proteger al paciente de la pérdida muscular, fundamentalmente si se trata de un caso grave que le impide estar en actividad.

Actividades

Por supuesto, un positivo de COVID-19, independientemente de si se trata de la variante Delta u Ómicron, significa un aislamiento de varios días. Esto quiere decir que, por muy leve que sea la enfermedad, es necesario poner en pausa todas las actividades sociales, incluso el gimnasio.

Pero ¿se puede realizar actividad física en casa con COVID-19? Los expertos aconsejan suspender la actividad física durante el transcurso de la enfermedad. No obstante, esto no quiere decir que se deba permanecer inmóvil durante la infección: es importante realizar actividades livianas y moverse en el hogar, siempre y cuando su estado general lo permita.

 

¿Cuándo llamar al doctor?

Si tienes COVID-19, vigila tus síntomas en tu casa. Sigue las instrucciones de cuidado de los organismos de salud pública de tu distrito. Permanece atento a los siguientes signos de alarma:

  • Dificultad para respirar.

  • Dolor o presión en el pecho.

  • Incapacidad de despertarse.

  • Confusión.

Piel, labios o lechos de uñas pálidos, grises o azulados.

 

COVID-19 en embarazadas

Según la Clínica Mayo, existe un riesgo general bajo del COVID para embarazadas. Sin embargo, las mujeres embarazadas corren mayor riesgo de enfermarse de gravedad. Se sugiere comunicarse de inmediato con tu médico si tienes síntomas de COVID y te encuentras gestando.

 

El tratamiento estará centrado en aliviar los síntomas, y puede incluir el descanso y beber abundantes líquidos. Además, en caso de que sea necesario, se suministrarán medicamentos para reducir la tos, aliviar el dolor o bajar la fiebre.

 

Cuidados post-COVID

La recuperación de la enfermedad por COVID-19 dependerá principalmente de cómo haya sido el curso de la enfermedad. De esta forma, los pacientes que hayan padecido un COVID-19 más grave probablemente necesiten más tiempo para rehabilitarse, mientras que aquellas personas que hayan tenido menos síntomas podrán retomar sus actividades cotidianas rápidamente.

En casos leves

  • Haz las tareas importantes cuando sientas más energía

  • Haz pausas durante el día si te sientes cansado

  • Retoma la actividad física de forma progresiva

En casos graves

  • Consulta sobre medicinas para aliviar síntomas como el dolor y la tos

  • Consulta a tu médico y, en caso de ser necesario, realiza rehabilitación cardíaca o pulmonar

  • Consulta a tu médico antes de retomar la actividad física
     

Conclusión

La comunidad médica internacional asegura que se van a continuar generando cepas del COVID-19. Sin embargo, también coincide en que es la vacunación masiva la que pondrá fin a esta pandemia.

 

A enero de 2022, Ecuador ha suministrado unas 28 millones de dosis, lo cual significa que cerca del 74% de la población del país tiene el esquema de vacunación completo. Es importante continuar aumentando este número, además de seguir los cuidados recomendados de forma correcta, que incluyen lavarse las manos frecuentemente y usar mascarilla.