fig 1.jpg

INFECCIÓN DE VÍAS URINARIAS EN EMBARAZADAS

Donde quiera que se ama el arte de la medicina se ama también a la humanidad.

                                                                                              Platón.

El embarazo es una etapa maravillosa que la mujer cursa cuando decide formar una familia, pero con ello proviene una serie de cambios en el cuerpo, un período de adaptación para albergar un nuevo ser en su vientre, el mismo que debe ser considerado siempre como normal o esperado dentro de lo considerado como saludable.

La mujer debe estar consciente de que a pesar de que sean normales estos cambios en el cuerpo, debe estar pendiente que es propensa también a enfermedades y una de las más comunes es la infección de vías urinarias.

Normalmente en estadística la mujer en edad fértil es propensa a padecer de infecciones urinarias recurrentes y este porcentaje de susceptibilidad aumenta con el embarazo, por ello, trataremos acerca de este mal que es muy común en mujeres embarazadas, debido a que si no se trata a tiempo puede traer consecuencias graves más específicamente en el último trimestre del período de gestación.

Infección de Vías Urinarias, un mal común pero no detectado a tiempo.

 

La infección de Vías Urinarias es un mal común que muchas veces no es detectado a tiempo debido a que las mujeres suelen inicialmente no presentar síntomas y a esta situación se la conoce como bacteriuria asintomática, que es la presencia de bacterias en orina, pero no hay sintomatología, hay otras formas de presentación como la cistitis, uretritis que ya se acompañan de síntomas como: Ardor al orinar, mal olor en la orina y dolor lumbar.

El problema surge cuando la mujer embarazada en su tercer trimestre empieza a tener contracciones simultáneas seguidas muy dolorosas acompañadas a veces de pérdida de líquido, tornándose en un cuadro de inicio de trabajo de parto antes del tiempo programado o esperado.

 

¿Qué hacer para cuidarme de las infecciones urinarias?

Lo recomendable es mantener controles prenatales, exámenes de laboratorio; un simple examen general de orina puede cambiar el curso del embarazo y prevenir complicaciones mayores.

 

De no diagnosticar a tiempo las consecuencias pueden ser graves

Los cambios físicos que se presentan en el embarazo van de la mano con el aumento del riesgo de presentar infección de vías urinarias, factores como el cambio hormonal, éstasis urinario, compresión mecánica por aumento del tamaño de útero son los más comunes en mujeres embarazadas y, de no llevar cuidado especialmente en el tercer trimestre del embarazo, puede traer consecuencias graves como, aborto pretérmino o prematuro, corioamnionitis, ruptura prematura de membranas con pérdida abundante de líquido amniótico, fístula amniótica, sepsis puerperal entre otras.

 

¿Qué debemos hacer para evitar la Infección de Vías Urinarias y sus complicaciones?

 

Debemos mejorar nuestra cultura en Salud siendo siempre preventivos, no podemos esperar a estar enfermos para recién evaluar de qué padecemos, es recomendable iniciar y mantener una política preventiva, no sólo en la mujer embarazada, sino en todos los ecuatorianos. Tomando en cuenta esta recomendación general, la mujer embarazada sana debe como mínimo tener 5 controles durante la gestación y esta cifra puede aumentar si hay alguna enfermedad de base o adquirida durante el proceso, debemos recordar que el embarazo en si es un estado de salud más no es una enfermedad, pero no por eso vamos a descuidar los controles prenatales y este período debe estar siempre de la mano de su médico de confianza o de cabecera

fig 5.jpg

¿Cómo evitar la Infección de Vías Urinarias?

A pesar de que la mujer tenga los cuidados suficientes para evitar la infección de vías urinarias igual es susceptible a adquirirlas, siendo el germen más común la Escherichia Coli, pero no todo está perdido, si se siguen consejos al pie de la letra podríamos mantener al margen este agente patógeno.

fig 2.jpeg
  1. Se recomienda uso de prendas no tan ajustadas , de preferencia uso de ropa interior con tela de algodón,

  2. Lavado de las zonas íntimas con jabón de Ph íntimo vaginal no mentolado,

  3.  Dormir sin ropa interior,

  4.  Los hábitos alimenticios, consumir más carnes blancas de preferencia cocinadas o a la plancha y una dieta balanceada con verduras, vegetales.

  5. Muy importante, el consumo de agua, normalmente debemos ingerir 2 litros de agua por día, una mujer embarazada podría consumir hasta 2.5 litros de agua al día, no sólo para aumentar el ritmo urinario y con eso barrer las bacterias, sino también para mantener una piel más saludable, reducir la generación de estrías y generar una cantidad adecuada de líquido amniótico.

fig .3.jpg
fig 4.jpg

Estos consejos van para las futuras madres y quienes ya lo son, las infecciones de vías urinarias no respetan género o estado de salud, seamos más preventivos y en caso de que ya padezcan de infección de Vías Urinarias visitar a su médico de cabecera, quien recomendará las medidas farmacológicas y de laboratorio a tomar, no se sorprenda si el médico envía similar medicación a su pareja o similares estudios, ya que al tener vida sexual activa el tratamiento va para ambos, disfrute su embarazo y no descuide los controles, viva a plenitud la maravilla de formar una vida, viva la dicha de ser mamá.

CENTRO DE DIAGNOSTICO

rammartmedical_185798298_167135808658774

Dr. Leonardo Ramírez Burgos
Director Médico 


- Con más de 10 años de experiencia en MEDICINA CRÍTICA

RAMMART.jpg

Esto es lo que puede hacer durante el embarazo para protegerse y proteger a su bebé de las infecciones.

  1. Mantenga una buena higiene. Lávese las manos con frecuencia, especialmente cuando esté cerca o al cuidado de niños. Lavarse las manos con regularidad , especialmente antes y después de determinadas actividades, es una de las mejores formas de eliminar los gérmenes, evitar enfermarse y prevenir infecciones. Es especialmente importante lavarse las manos antes y / o después de ciertas actividades, como después de ir al baño, antes de manipular alimentos y después de sonarse la nariz. Si no dispone de agua corriente y jabón, puede utilizar un gel desinfectante para manos a base de alcohol . 

  2. Cocina la carne hasta que esté bien cocida. Los jugos deben salir claros y no debe haber color rosado en el interior. La carne molida debe cocinarse a un mínimo de 160 ° F (71 ° C). Cocine las aves de corral a al menos 165 ° F (74 ° C). Para otras carnes como la carne de res y cerdo, cocínelas a un mínimo de 145 ° F (63 ° C) y déjelas reposar durante varios minutos después de cocinarlas. No coma perros calientes, fiambres o fiambres a menos que los haya recalentado hasta que estén muy calientes. Estas carnes poco cocidas y procesadas pueden contener bacterias dañinas llamadas Listeria monocytogenes .

  3. Evite la leche sin pasteurizar (cruda) y los alimentos elaborados con ella. No coma quesos blandos como feta, brie y queso fresco, a menos que tengan etiquetas que digan que están hechos con leche pasteurizada. Los productos no pasteurizados (crudos) pueden contener bacterias dañinas.

  4. Pregúntele a su médico sobre el estreptococo del grupo B (GBS). Aproximadamente 1 de cada 4 mujeres es portadora de este tipo de bacteria, pero no se siente enferma. Una prueba de hisopo fácil cerca del final de su embarazo mostrará si tiene este tipo de bacteria. Si tiene una infección por EGB , hable con su médico sobre cómo proteger a su bebé durante el trabajo de parto.

  5. Habla con tu médico sobre las vacunas. Se recomiendan algunas vacunas antes de quedar embarazada, durante el embarazo o inmediatamente después del parto. Tener las vacunas adecuadas en el momento adecuado puede ayudarlo a mantenerse saludable. Por ejemplo, la vacuna contra la gripe es especialmente importante cuando está embarazada. Las vacunas también pueden ayudar a evitar que su bebé se enferme gravemente o tenga problemas de salud de por vida.

  6. Hágase la prueba de detección de infecciones de transmisión sexual (ITS). Algunas personas que tienen ITS no se sienten enfermas ni presentan ningún síntoma. Es importante saber si tiene una ITS cuando está embarazada porque esto puede tener efectos graves en usted y su bebé. Si el resultado de una prueba de ITS es positivo, hable con su médico sobre lo que puede hacer para protegerse y proteger a su bebé. Algunas ITS se pueden tratar durante el embarazo. Asegúrese de utilizar prácticas sexuales seguras para prevenir las ITS .

  7. Evite a las personas que tengan una infección. Esto es especialmente cierto para infecciones como la varicela o la rubéola . La varicela puede causar complicaciones en el embarazo y defectos de nacimiento; La rubéola puede causar defectos de nacimiento graves y ponerlo en riesgo de aborto espontáneo o muerte fetal. Manténgase alejado de cualquier persona que tenga estas infecciones si aún no las ha tenido o si no recibió la (s) vacuna (s) antes de quedar embarazada. Durante la pandemia de COVID-19, asegúrese de seguir las medidas de seguridad recomendadas: use una máscara, evite las multitudes y practique el distanciamiento social.

  8. Protéjase contra los insectos que se sabe que son portadores de enfermedades. Los mosquitos infectados pueden transmitir virus como el virus Zika , que se ha relacionado con defectos de nacimiento. Las picaduras de garrapatas también pueden transmitir enfermedades como la enfermedad de Lyme , que pueden causar complicaciones en el embarazo si no se tratan. Cuando los mosquitos y las garrapatas estén activos, use camisas de manga larga y pantalones largos cuando esté afuera. Use repelentes de insectos registrados por la Agencia de Protección Ambiental (EPA) con uno de los siguientes ingredientes activos: DEET, picaridina, IR3535 o aceite de eucalipto de limón (para-mentano-3,8-diol). Evite viajar a áreas donde las infecciones puedan amenazarla a usted y a su bebé.

  9. No toque ni cambie la arena para gatos sucia y evite el contacto con tierra potencialmente contaminada. Haz que alguien más lo haga. Si debe cambiar la arena usted mismo, asegúrese de usar guantes y lavarse las manos después. La arena y la tierra sucias para gatos pueden contener un parásito dañino que causa una infección llamada toxoplasmosis .

  10. Manténgase alejado de los roedores, lagartos y tortugas silvestres o mascotas, y de sus excrementos. Haga que un profesional de control de plagas se deshaga de las plagas dentro o alrededor de su casa. Si tiene un roedor como mascota, como un hámster o un conejillo de indias, pídale a otra persona que lo cuide hasta que llegue su bebé. Algunos roedores pueden ser portadores de un virus dañino llamado virus de la coriomeningitis linfocítica (LCMV).